953 58 14 58

  

  • image
Previous Next

Residencia Escolar

REVISTA ESCOLAR

Visita Virtual

ERASMUS

CIS

 
 

El curso de 3ºB de SAFA, realiza en la ciudad de su tutor unas maravillosas convivencias donde todos se lo pasaron en grande y compartieron un día entre ellos y el tutor Francisco José Aguilar.

Foto Foto

El pasado martes 16 de mayo, la clase de 3ºB realizó sus anuales convivencias en la ciudad de la que proviene su tutor Francisco Aguilar Macho, Lucena. Éste organizó y participó como un alumno más en diversas actividades que empezaron ya desde la semana anterior, cuando a los alumnos les fue pedido un papel con su nombre y su canción favorita. Estas canciones sonarían durante la ida y la vuelta del autobús y el propio tutor puso su canción, la cual fue Mi primer día de los Aslándticos, con la que demostró que las apariencias engañan. Los alumnos salieron a las 8:30 desde la estación de autobuses y al llegar a Lucena, lo primero que hicieron fue ir a desayunar a la churrería Pedro, su tutor les invito a churros y chocolate. Más tarde subieron a la sierra de Aras, donde se dice que Noé se situó según las leyendas populares, en concreto al santuario de la Virgen de Araceli, allí se relajaron, disfrutaron de las vistas y conversaron. Debido a las romerías la Virgen estaba en la parroquia de San Mateo, así que los alumnos escucharon la parábola de los talentos.La siguiente actividad que se realizó fue en Lucena, donde los alumnos se dividieron en 6 grupos, cada uno de ellos tuvo que resolver una gymkhana con diversas pruebas como hacerse un selfie en un monumento, indicar la funcionalidad de un edificio célebre o relevante en la vida de su tutor y preguntarles a diez personas sobre algo. Al terminar esta actividad tomaron un breve descanso en la Plaza Nueva y se encaminaron hacia la colosal parroquia de San Mateo donde pudieron contemplar la imagen de la Virgen de Araceli. Después, la clase se dirigió hacia un tranquilo parque donde tomaron sus almuerzos, se relajaron y realizaron las 2 actividades restantes. La primera consistía en coger un papel que indicaba un número del 1 al 28 y tras mirar el parte, el alumno debería decir 2 características y un gesto del alumno al que le había tocado imitar y con todo esto los demás deberían adivinar de quién se trataba. En la segunda, los alumnos debían dividirse en chicos y chicas y cantar un trozo de una canción que contuviese palabras que el profesor iba diciendo, como amor, agua, luna…Finalmente, a las 5 de la tarde los alumnos regresaron muy contentos de unas maravillosas convivencias que no dejaron a nadie indiferente y que dejaron a todos con ganas de pasárselo bien otra vez. ESCRITO POR ANDRÉS BARRIOS MARTÍN.

Foto Foto